Plagas comunes en madera

Entre las plagas urbanas que afectan a las estructuras y muebles de madera podemos encontrar termitas, carcoma, escarabajos xilofagos y hongos.


Termitas

A las termitas les gusta esconderse, son muy difíciles de detectar. Generalmente viven y se alimentan en madera no deteriorada con bajo contenido de humedad. A diferencia de otras termitas, no necesitan ningún contacto con el suelo para vivir. También pueden dañar seriamente objetos de madera como muebles.

Indicativos de actividad de termitas

  • Pequeños túneles creados por las termitas que les permiten viajar con seguridad entre las fuentes de alimento. Son marrones y del tamaño de una pajita para beber.
  • Ciertos tipos de termitas tienen alas que luego pierden. Encontrar alas es un indicio revelador de una infestación de termitas.
  • La formación de pompas en los suelos de madera o la aparición de secciones de madera descoloridas pueden indicar que hay termitas alimentándose debajo.
  • La madera que suena hueca cuando es golpeada es una señal de que el interior ha sido ahuecado por las termitas.

Carcoma

Carcoma es el término más común utilizado para describir las larvas de una serie de escarabajos que taladran y se alimentan de la madera.

Como su nombre lo indica, la carcoma a menudo es introducida en las viviendas por medio de muebles de madera de segunda mano u otros objetos de madera (incluso muebles de mimbre para exterior) que están infectados.

Sin embargo, esta no es la única forma en que la carcoma puede entrar en tu propiedad. Los escarabajos adultos pueden volar, lo que significa que pueden entrar por una ventana abierta para poner sus huevos sobre superficies de madera que no tengan un estado debido de conservación.

Unos días después eclosionan los huevos, dando lugar a las larvas, que excavan directamente en la madera, sobreviviendo exclusivamente con una dieta de madera durante más de tres años. Después de unos tres años, un escarabajo adulto emergerá, y repitiendo este destructivo ciclo.

Cómo detectar la carcoma

Las primeras pistas de una infestación de carcoma son pequeños agujeros redondos de 2 mm en las superficies de madera. Los pequeños agujeros pueden aparecer en:

Rodapiés
Suelos de madera
Puertas y marcos
Muebles
Vigas estructurales y columnas de madera

Acompañando los agujeros habrá pequeños montones de polvo. Esta es una de las indicaciones más claras de que tu propiedad está sufriendo una plaga de carcoma.

Escarabajos xilofagos

Son varias especies de escarabajos que pueden afectar a la madera, entre ellos, el más común, llamado escarabajo del polvo. Al igual que sus larvas, estos escarabajos causan bastantes daños en la naturaleza, pero cuando llegan a entornos urbanos, pueden destruir los muebles o incluso las vigas en viviendas y algunos edificios antiguos. Debido a que trabajan silenciosa y lentamente, y a menudo en zonas ocultas, pueden pasar desapercibidos durante años.


El escarabajo de los muebles se encuentra en toda españa, especialmente en zonas húmedas como la de Barcelona. Algunas especies de escarabajos se oyen por la noche haciendo un caracteristico ruido audible, como el tictac de un reloj.

Este insecto es una plaga común en las maderas de todo tipo, en especial las antiguas. Las infestaciones pueden llegar a ser tan severas, que la pérdida de la fuerza estructural en vigas, columnas y otras estructuras de madera pueden hacer derrumbar la construcción total o parcialmente.

Estos escarabajos varían en tamaño, llegando a más de 1 centimetro en la naturaleza, sin embargo, los que atacan a estructuras urbanas suelen ser de menor tamaño. Tienen formas de cuerpo muy variables, pero la mayoría son alargadas y cilíndricas. El primer segmento del cuerpo es similar a una capucha, no dejando ver su cabeza cuando se ve desde arriba.

¿Qué maderas atacan?

Suelen tener preferencia por maderas duras, sin embargo se han detectado varios casos en maderas de pino. Los escarabajos se reproducen en maderas duras muertas y secas, como las ramas muertas de los árboles. En las ciudades, las maderas antiguas suelen ser su principal objetivo, los suelos de madera como el fresno, el nogal, el roble y el cerezo son atacados con frecuencia. Estas maderas duras tienen albura rica en almidón y sus poros grandes favorecen la penetración de los huevos.

¿Como sé si tengo escarabajos de la madera?

La presencia de polvo muy fino que cae de los agujeros de la superficie suele ser el síntoma más habitual. Esto no es más que el residuo dejado por sus taladros, otros escarabajos en cambio, dejan desperdicios parecidos a pellets, con tendencia a pegarse.

Los agujeros formados recientemente son de color claro, mientras que los agujeros más viejos son de color oscuro.

Hongos

El control de la humedad y su incidencia sobre la aparición de hongos es importante por dos motivos:

  1. Evitar que los hongos deterioren la madera hasta destruirla.
  2. Reducir o prevenir la cantidad de moho presente en la estructura, evitando los problemas de salud, sobre todo los respiratorios.

En ocasiones, los daños atribuidos a las termitas son en realidad causados principalmente por hongos (descomposición). La presencia de hongos que no se descomponen (principalmente moho) es un buen indicativo de que existen condiciones que pronto pueden ser favorables para la descomposición de la madera. Los hongos se encuentran en todo el mundo, a excepción de zonas en que las condiciones climáticas (calor, temperatura, etc.) no son favorables.

Todos los hongos requieren una mezcla adecuada de alimentos (madera), humedad (media-alta), temperatura (templada) y aire para su crecimiento.

Alimentación: Celulosa y lignina que obtienen de las paredes celulares de las plantas. Los mohos de la superficie (hongos que no se descomponen) se alimentan de los almidones, azúcares, proteínas y/o grasas almacenadas como alimento. Esto puede causar alguna decoloración pero poco efecto en la estructura interna de la madera.

Humedad: La madera necesita estar cerca del punto de saturación de las fibras para mantener los hongos de la madera vivos. Para la mayoría de las especies esto es de 28% a 32% de humedad. Por debajo de este punto, el hongo está inactivo, pero no muerto, y el crecimiento se reanudará cuando se cumplan de nuevo las condiciones requeridas.

Temperatura: Los hongos están inactivos a temperaturas bajas. La mayoría alcanzan tasas de crecimiento óptimas entre los 21ºC y 30ºC .

Aire: La descomposición requiere tan sólo un 5% del oxígeno que se encuentra en el aire, por lo que rara vez es un factor limitante.

Los hongos pueden entrar fácilmente en una estructura como esporas transportadas por el aire, o por contacto con el suelo. También puede “contagiarse” de una madera infestada a otra.

Previniendo la aparición de hongos

  • Arregla cualquier fuga de agua tan pronto como sea posible. 
  • Utiliza tubos y mangueras de alta calidad.
  • Inspecciona la red interna de tu vivienda en busca de fugas o goteras. En calentadores o calderas centrales, deja siempre una bandeja debajo, para recoger eventuales purgas o liberaciones de presión.
  • Si aparecen manchas en techos o paredes, es un indicativo de humedad en la zona.
  • Revisa regularmente el sistema de aire acondicionado y asegúrate de que la línea de drenaje no esté atascada y que evacúe fuera de las paredes.
Comparte en redes sociales