Resultado de imagen de termitas

¿Cómo sobreviven las termitas a las bajadas de temperatura y a la escasez de agua?

FastControl Blog Enviar un comentario

Las termitas son criaturas diminutas que no se mueven de forma rápida, por lo que deben tener cuidado de evitar las zonas que son demasiado calientes o demasiado frías.

Las termitas son particularmente exigentes con los niveles de calor y humedad de su entorno. Las termitas no buscarán comida en lugares que no estén dentro de un cierto rango de temperatura y humedad. Las termitas prefieren temperaturas entre 18ºC y 35ºC.

Si la temperatura del ambiente se eleva por encima de los 37ºC o por debajo de -3ºC (bajo cero) las termitas morirán. Aunque las termitas no son los insectos más rápidos, tienen como prioridad permanecer dentro de las zonas donde el nivel de temperatura es ideal.

Resultado de imagen de termitas

Supervivencia de las termitas a temperaturas extremas

Durante el transcurso de un año, las temperaturas fluctúan drásticamente en todas las regiones de España. Cuando consumen la celulosa, por ejemplo, las termitas responderán a los cambios de temperatura moviéndose de la parte exterior a la interior de la estructura de madera. Las termitas subterráneas, una de las plagas de termitas más comunes, responderán a los cambios de temperatura cavando varios centímetros, incluso metros, hacia abajo de la superficie del suelo, donde las temperaturas son más estables.

Estas mismas termitas también buscarán la sombra durante los días más calurosos del verano, cuando el suelo está demasiado caliente. Durante el invierno en las regiones más frías, las termitas subterráneas cavarán hasta 12 metros de la superficie del suelo, donde permanecerán en estado inactivo por un período de tiempo. Otras termitas pueden hibernar dentro de los troncos, o en su caso, de la estructura de madera exterior. Si se encuentran termitas invernando, pueden parecer congeladas, pero pronto recuperan el movimiento cuando sube la temperatura.

Resultado de imagen de termitas

La humedad, otro factor importante

La cantidad de humedad que las termitas requieren varía entre las especies. Por ejemplo, algunas especies de termitas retienen toda la humedad que necesitan de la madera que consumen, incluso si la madera infestada parece seca. Sin embargo, las termitas subterráneas requieren una cantidad relativamente grande de agua para sobrevivir, así que el acceso constante al agua es un requisito imprescindible para estas termitas.

Las termitas subterráneas prefieren la madera húmeda, e incluso tienen reservas de agua en sus termiteros. Este agua almacenada se utiliza durante la construcción de túneles, ya que el agua ayuda a ablandar y dar forma a los túneles de tierra. Es por esto que los tubos de barro secos de las termitas que sobresalen del suelo, son probablemente tubos viejos y sin usar, donde las termitas subterráneas estuvieron alguna vez activas.

El exceso de agua también es perjudicial. Las termitas subterráneas evitan los grandes charcos de agua, y pueden morir debido a inundaciones temporales, muy habituales en los últimos años. Por otra parte, otras termitas pueden tolerar altos volúmenes de agua que serían devastadores para cualquier otro tipo de termita.

Como puedes ver, determinar la situación de la plaga antes de proceder a aplicar un tratamiento es clave. Nuestros técnicos, ampliamente formados y con experiencia en infestaciones de insectos de la madera valorarán el escenario actual y trazarán un plan de duración variable. Una vez aceptado el presupuesto procedemos a aplicar el tratamiento, que puede incluir varias visitas y posterior monitorización. Llámanos hoy mismo para obtener más información.

Llámanos al 690 87 36 85
Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *